'Quiero que la gente se vuelva a enamorar del vallenato'

Es como un dulce desquite, que aquellos que algún día decían que sus canciones eran “balanatos”, “vallenatos llorones” o, por señalarlas de ingenuas, “villancicos”, sean los mismos que ahora le piden letras o extrañan el tono romántico que se volvió el sello de Wilfran Castillo como compositor.

 El valduparense estrena un álbum como cantautor, tomándose más en serio su faceta de cantante –años atrás luchaba contra el llamado de los escenarios–. Ahora, presenta un álbum con mayoría de canciones inéditas, una de estas es Mi bendición eres tú, su más reciente lanzamiento. 

Castillo pudo quedarse cómodamente componiendo. A comienzos del siglo, él –junto con Ómar Geles y Tico Mercado– estaba en el top de los artistas que más recaudaban por derechos en Sayco.

Sus canciones en voces ajenas han ganado premios internacionales, incluso en ritmos de bachata. Los norteños también saben quién es Wilfran Castillo. De hecho, su último premio BMI lo obtuvo de la mano del grupo Intocable.

Pero, el vallenato tiene una particularidad: les pide a los autores que salgan de gira. Así empezó Castillo a incursionar en escenarios pequeños o “noches de compositores”. De ahí pasó a grabar en su voz los éxitos de otros y ahora da el salto a grabarse con canciones inéditas. 

“La gente me veía cantando canciones viejas -dice el autor de Hoja en blanco o Si tu amor no vuelve–, decían que era chévere, pero me pedían cantar algo nuevo. Veo que les gusta, eso me dio confianza y me animó a grabar inéditas como La muchachita, con el grupo Bazurto”. 

En cuanto a su énfasis romántico, Castillo dice: “Quiero que la gente se vuelva a enamorar del vallenato, que los niños crezcan con la idea de que esta música es bonita, no morbosa. Respeto a la gente que escribe cosas como ‘Te pego contra la pared’, pero no es lo que quiero que mis nietos escuchen”.

Compartir
Banner Notas Bottom 01

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.